El Parlamento francés se pasa al software libre

Como ya ocurrió con la Gendarmería, el Parlamento francés migrará de Windows, Office e Internet Explorer a Linux, OpenOffice y Firefox.

Mientras tanto, a este lado de los Pirineos, tenemos un Observatorio de Neutralidad Tecnológica que prepara informes de los que nadie hace caso, las asociaciones de usuarios envían cartas al ministro de turno, y se cuece un proyecto de ley de administración electrónica que no garantiza derechos fundamentales como la igualdad y la no discriminación.

Con este panorama, es difícil imaginarse a “sus señorías” ante semejante reto: cambiar ventanas por pingüinos…

(Vía El País)